Sí usted es empresario, tarde o temprano tendrá que lidiar con algún cliente descontento, e incluso furioso. En estas situaciones no es fácil mantener la calma, especialmente si usted no tuvo la culpa de la situación, sin embargo se debe abordar la problemática con profesionalismo, por ello a continuación le presentamos 4 consejos para lidiar con un cliente enojado.

Consejo #1: No permita ser alterado

Un cliente enojado puede levantar la voz, gritar, e incluso insultarlo. Lo peor que usted puede hacer en una situación como esta es ponerse al nivel del cliente, y en la mayoría de las ocasiones esto solo le traerá más problemas. Hable con un tono de voz normal, deje que el cliente se calme un poco, y trate de analizar una solución para la situación.

Consejo #2: No es nada personal

Antes de decir algo, tenga siempre en cuenta que el cliente no está molesto en sí con usted, si no con algo que ocurrió o piensa que fallo en el servicio o producto adquirido. Por ello debe evitar comentarios que puedan dañar la sensibilidad del cliente en un momento así. Un cliente que se sienta humillado puede traerle muchos problemas a un negocio, y al final seguramente el problema no era para tanto.

Consejo #3: Pónganse en los zapatos del cliente.

Trate de ser empático con su cliente, tal vez este tenga razón, e incluso si no la tiene, trate de hacerle ver que entiende su enojo, y trate de llegar a un acuerdo o dar una explicación que le satisfaga.

Consejo #4: Pida apoyo

Sí usted cree que no puede lidiar con la situación, pida ayuda a algún compañero. En ocasiones un rostro nuevo puede cambiar la perspectiva del cliente. Sí usted piensa que va a estallar en enojo, es mejor retirarse antes de decir algo que pueda afectar su imagen, recuerde, usted representa a la empresa.

Los destinos turísticos de México son diversos. Prácticamente hay un lugar para cada tipo de turista; es por esto que muchas veces, quienes tuvimos la suerte de visitar ese país más de una vez hemos soñado con la posibilidad de tener una propiedad en México a donde llegar. No importa que sea un condominio con encanto junto al océano o una pequeña cabaña en un exótico lugar.

En los últimos años se ha vuelto más fácil la adquisición de propiedades de bienes raíces en México para los extranjeros, incluyendo las propiedades frente a la playa mexicana. Pero sobre todo es genial que podamos hacerlo ahora.

La compra de bienes raíces en México o en cualquier otro país siempre será diferente a la forma en que habitualmente estamos acostumbrados. Por lo que resulta muy importante el trabajar con un abogado que conoce el sistema.

Consejos para comprar propiedades en México.

Las propiedades en México se le suelen pagar con dinero en efectivo o con cheque. Las hipotecas son bastante raras y un tanto difíciles de acceder para los extranjeros. Debido en parte a que no se usan mucho las hipotecas para la compra, una casa puede permanecer en venta por mucho tiempo. Esto podría ser una ventaja si es usted quien compra.

El sistema de seguros Mexicano para los títulos de bienes raíces no es obligatorio por lo que no suele usarse, pero yo considero que realmente debería hacer lo necesario para conseguirlo.

Como en todo lugar hay lugares y tipos de terrenos en los que ni siquiera deberíamos fijarnos, un ejemplo de esto son las tierras ejidales. Los ejidos fueron tierras de una comunidad en el pasado, y los títulos de estas generalmente no se encuentran legalizados del todo.

Si su interés es la compra inmobiliaria, ya sea casas, terrenos, condominios, o lo que sea en un área particular de un estado o una ciudad mexicana, debería buscar información con la gente de la zona acerca de las propiedades que están a la venta. Usted puede tener un montón de opciones que no se encuentran inscritas en la oficinas de bienes raíces y ni siquiera tienen anuncio en el frontis de la propiedad, si opta por este tipo de búsquedas podría encontrar verdaderos tesoros.

Los precios pueden ser más altos si el vendedor sabe que es un extranjero el que está interesado. Así que si se dieron cuenta de que usted es extranjero puede que tenga que pagar más de lo que pagaría un mexicano, pero siempre puede negociar.

Las mediciones de las propiedades son a menudo en metros cuadrados. Para que se haga una idea, 1 acre equivale a 4.046,86 metros cuadrados. Un metro cuadrado es igual a 10.7639 pies cuadrados.

Comprar bienes raíces frente al mar de México

Como personas naturales, los extranjeros no pueden poseer propiedades en unos 30 kilómetros de la costa o cerca de 60 kilómetros de la frontera. Pero hay dos maneras en que usted puede poseer legalmente bienes raíces en México dentro de estas regiones. Los expertos dicen que ambos métodos son seguros, siempre y cuando fuesen creados legalmente.

1.- Fideicomiso.

Un fideicomiso es de uso común en las negociaciones de bienes raíces residenciales, pero que significa un fideicomiso en español. El banco es el dueño de la propiedad, pero usted como fiduciario tiene el control total de los bienes inmuebles, para la construcción, la venta, poniéndolo en su testamento para evitar los impuestos de sucesiones, etc Usted puede listar más de un fideicomisario, por ejemplo, usted y su cónyuge o usted mismo y un amigo.

Los fideicomisos bancarios tienen vigencia durante 50 años y son renovables. Los gastos de gestión ascienden al rededor de $ 500 para este arreglo, y las tasas anuales son aproximadamente las mismas. Existen normas sobre qué tan grande puede ser la tierra.

2.- Sociedad Mexicana.

Se puede formar una sociedad mexicana sin la necesidad de que alguno de los propietarios tenga que ser mexicano. Si la tierra se utiliza comercialmente, este es el camino a seguir. Los costos para la creación de esta corporación son varias veces superiores a la de un fideicomiso pero resultan mucho más seguras. Tendría que asesorarse con un contador mexicano para que le informe más acerca de los impuestos de sociedades y otros.

Así que si usted sueña con tener una casa en México, tiene que hacer su tarea y ¡adelante! Miles de extranjeros lo han hecho, y muchos de ellos están disfruntando de sus hogares en estos momentos. Usted podría se el próximo.