Muchos profesionales freelance ofrecen sus servicios por la red a través de páginas de anuncios o páginas especializadas para buscar y encontrar trabajo de freelances o trabajadores autónomos. Lo que no muchos tienen es un sitio propio dónde poder hacerse visibles al mundo y poder mostrar algunos de los trabajos de los que se sienten más orgullosos para que los visitantes del sitio (o potenciales futuros clientes) se convenzan para contratar tus servicios.

El hacerse un sitio web propio es sencillo. Podemos crear una web con HTML o usar algunas de las plataformas como los CMS con los que contamos en la actualidad. Debe ser un sitio claro y conciso, con el contenido justo con el que consigas explicar cuáles son tus puntos fuertes para el trabajo para el que estás cualificado. Debe haber una sección se “contacto” muy visible en la web, incluso puedes hacer llamadas de acción para que la gente contacte contigo, así podrás ganarte a clientes indecisos. Si tu experiencia es dilatada y has trabajado con grandes clientes puedes poner un currículum vitae en una sección del menú.

Mejorar la visibilidad de mi sitio en la red.

Una vez construido el sitio web de freelance y publicado en la red (esto necesitas para poner en línea tu web) debemos pensar qué tenemos que hacer para que su blog o página web sea visto por muchas personas es la de mejorar la visibilidad en la red. El problema de muchos es que no tienen el conocimiento de lo gigantesco que puede ser internet, al no ver que su blog crece hará que se sientan decepcionados. Esto no debe ser problema para ti ya que conoces el sector por lo que es importantísimo dedicar algunos recursos para conseguir que tu sitio web de freelance sea visto por los potenciales clientes.

Lo importante de ser freelance, es saber a qué cosas se puede enfrentar pero con la convicción de que se puede tener éxito si se hace de forma correcta. Mejorar la visibilidad de mi sitio web en la red puede ser difícil pero no imposible.  esto necesitas para poner en línea tu web

Existen pequeños consejos que me ayudan a mejorar la visibilidad de mi blog en la red, y aunque sean bastante sencillos no quiere decir que no funcionen. Por lo que aquí dejo alguno de ellos:

  • Antes de empezar a es importante seguir perfiles cuyos contenidos sean de interés hacia tu blog, o cuyas temáticas sean parecidas.
  • Conseguir contactos que estén en el campo de la mercadotécnica de internet o acerca de las temáticas que se quieren trabajar. (Este paso a menudo debe financiarse con recursos económicos).
  • Por lo general las redes sociales personales tienen mucho más seguidores, esto se puede usar como herramienta (vinculándola al blog) y obtener visitas de conocidos.
  • Usar buenos nichos que den a los usuarios algo más específicos que estén buscando.
  • Compartir contenido de calidad de otras personas que uno piense que pueden agradar al público.
  • El tiempo dedicado al blog debe ser proporcional al éxito que este vaya teniendo. No se le puede dar más tiempo a algo que puede resultar en una perdida a largo plazo.
  • Tener la creatividad suficiente para que el contenido no se haga repetitivo.
  • Ser constantes al subir el contenido, evitar faltas de ortografía o temas que puedan afectar a la sensibilidad.
  • Eliminar el Spam, si ya de por si es molesto para nosotros recibir notificaciones, correos o mensajes de páginas que no nos interesan por completo. Imaginen qué pensarían los usuarios de nosotros si usáramos esa misma tactica para intentar atraer la atención.

 

Si vives en una ciudad, probablemente verá decenas de vallas publicitarias cada día. Están presentes alrededor de toda la ciudad, generalmente se ven a simple vista, las vallas están diseñadas para captar la atención y causar una impresión fuerte muy rápidamente. Es por qué comúnmente vez carteles con colores llamativos y una o dos frases breves, muy ingeniosas por supuesto, de esta manera logran comunicar el mensaje de inmediato.

Aunque pueden parecer muy similares, hay muchos tipos de vallas publicitarias por ahí que los anunciantes pueden elegir. Las vallas publicitarias pueden venir en todas las formas y tamaños, además el precio y demanda puede diferir según la ubicación.

Carteles estándar

Estos son los carteles más comunes que vemos a diario. Los anuncios son a menudo impresos en papel e instalados en alguna superficie por los trabajadores. Algunos carteles todavía son pintados a mano para darle un toque especial.

Carteles digitales

Las vallas digitales se están volviendo cada vez más comunes. Son un tipo muy conveniente para el proveedor y el anunciante debido a que los anuncios pueden aparecer al instante, sin la necesidad que algún trabajador quite la publicidad anterior y pegue una nueva. Los anunciantes también pueden pedir anuncios para horarios específicos durante el día, se permite video, con texto y animación.

Valla de Ocho paños

Este es el tipo más grande de anuncios que los anunciantes pueden comprar. Se usan frecuentemente como en campañas de publicidad al aire libre. Vienen en muchos tamaños diferentes, algunos son pintados a mano, algunas se imprimen y son muy populares debido a la larga duración de la impresión.

Las vallas se han utilizado en campañas publicitarias desde 1867 y siguen siendo un medio muy popular para anunciarse. Con la invención de carteleras digitales, se ha comenzado una nueva era en la publicidad, la tecnología genera un progreso paulatino cada año.