4 vallas publicitarias que pueden conseguir distinguir a tu negocio

Si vives en una ciudad, probablemente verá decenas de vallas publicitarias cada día. Están presentes alrededor de toda la ciudad, generalmente se ven a simple vista, las vallas están diseñadas para captar la atención y causar una impresión fuerte muy rápidamente. Es por qué comúnmente vez carteles con colores llamativos y una o dos frases breves, muy ingeniosas por supuesto, de esta manera logran comunicar el mensaje de inmediato.

Aunque pueden parecer muy similares, hay muchos tipos de vallas publicitarias por ahí que los anunciantes pueden elegir. Las vallas publicitarias pueden venir en todas las formas y tamaños, además el precio y demanda puede diferir según la ubicación.

Carteles estándar

Estos son los carteles más comunes que vemos a diario. Los anuncios son a menudo impresos en papel e instalados en alguna superficie por los trabajadores. Algunos carteles todavía son pintados a mano para darle un toque especial.

Carteles digitales

Las vallas digitales se están volviendo cada vez más comunes. Son un tipo muy conveniente para el proveedor y el anunciante debido a que los anuncios pueden aparecer al instante, sin la necesidad que algún trabajador quite la publicidad anterior y pegue una nueva. Los anunciantes también pueden pedir anuncios para horarios específicos durante el día, se permite video, con texto y animación.

Valla de Ocho paños

Este es el tipo más grande de anuncios que los anunciantes pueden comprar. Se usan frecuentemente como en campañas de publicidad al aire libre. Vienen en muchos tamaños diferentes, algunos son pintados a mano, algunas se imprimen y son muy populares debido a la larga duración de la impresión.

Las vallas se han utilizado en campañas publicitarias desde 1867 y siguen siendo un medio muy popular para anunciarse. Con la invención de carteleras digitales, se ha comenzado una nueva era en la publicidad, la tecnología genera un progreso paulatino cada año.