Claves para una familia feliz BONUS PARTE 7.

Poner un fundamento sólido

Lo que significa. Toda construcción necesita un buen fundamento para mantenerse en pie durante décadas, y lo mismo sucede con la familia. Esta no se mantiene feliz y estable así porque sí; necesita apoyarse sobre un fundamento sólido, o sea, contar con una guía eficaz.

Por qué es importante. Se ofrecen muchos consejos para la familia en libros, revistas y programas de televisión. Algunos consejeros matrimoniales animan a las parejas con problemas a seguir juntas, mientras que otros les recomiendan que se separen. Y hay expertos que incluso cambian de opinión. Por ejemplo, en 1994, una acreditada terapeuta que se especializa en adolescentes escribió que al principio de su carrera “creía que los hijos estaban mejor con padres separados felices que con padres casados infelices. Pensaba que el divorcio era una opción mejor que la lucha con un mal matrimonio”. Pero después de veinte años de experiencia cambió de opinión y dijo: “El divorcio destroza a muchos niños” (Qué pasa con las niñas de hoy [o Reviviendo a Ofelia]).

1. Casa 2. BibliaSi su familia se apoya en un fundamento bíblico sólido, podrá resistir cualquier tormenta

Aunque las opiniones suelen cambiar, los mejores consejos siempre reflejan de algún modo los principios que contiene la Biblia, la Palabra de Dios. Al leer esta serie de artículos, habrá notado que en la parte superior se destacan diversos principios bíblicos que han ayudado a muchas familias a ser realmente felices aunque experimenten problemas como todas las demás. La diferencia estriba en que la Biblia les ha proporcionado un fundamento sólido para la vida matrimonial y familiar. Y eso es lo que se esperaría de la Biblia, pues su Autor, Jehová Dios, fue quien instituyó la familia (2 Timoteo 3:16, 17).

Sugerencia. Anote en un papel los textos bíblicos citados en la parte superior de las páginas en esta serie de artículos, y añada cualquier otro texto que lo haya ayudado personalmente. Mantenga esa lista a mano y consúltela a menudo.

Tome una determinación. Propóngase poner en práctica los principios bíblicos en su vida familiar