Emprendimiento sencillo: clases a domicilio

Clases de computación

Clases de computación

Un negocio muy sencillo que puede ser realizado por una sóla persona, si esta tiene experiencia en determinado campo, son las clases a domicilio. Este servicio, si es realizado como un pequeño negocio personal, no necesita ni ser registrado.

La idea es muy simple, existen personas, que ya sea por comodidad, por dificultades al movilizarse, porque requieren atención personalizada o porque necesitan aprender algo específico inmediatamente, que prefieren contratar un instructor o profesor particular en lugar de asistir a institutos o academias donde se imparten clases grupales.

Para satisfacer las necesidades de estas personas, puedes dedicarte a un campo específico. Algo muy requerido es profesores que tengan experiencia o habilidad en manejo de computadoras u operación de programas informáticos, no se necesita ser todo un experto en este campo, con conocer los programas más comúnmente usados es más que suficiente. Otra buena posibilidad son las clases de recuperación de materias escolares, como matemáticas, física, química, etc. En este caso sé debe repasar un poco los temas llevados en la escuela o el colegio y tener la paciencia necesaria para tratar con niños o jóvenes.

Estas son las opciones más comunes, y las más solicitadas, pero no son las únicas, existe gran diversidad de opciones, como por ejemplo: clases de baile (de algún tipo de baile en particular), entrenamiento personal (ya sea con fines estéticos o terapéuticos), clases de cocina, clases de atención a bebés o niños, etc.

La forma de anunciar los cursos y temas ofertados es muy sencilla, puede ser por medio de anuncios en el periódico local, pegando carteles en centros donde se reúnen los posibles clientes, o vía Internet, anunciando en sitios de clasificados gratuitos o enviando correos electrónicos a los posibles interesados.