Horarios estrictos: 4 razones por el que eliminarlos de su empresa

 

El trabajo de nueve a cinco es algo que casi se puede considerar una tradición. En algún tiempo estos horarios de trabajo daban fuertes indicadores de productividad, sin embargo, esto poco a poco ha quedado atrás y, hoy en día, un horario estricto funciona a la inversa, desmotivando a los empleados. Esto se debe a que la autonomía de los empleados está restringida, lo que causa un sentido de obligación, más que de superación.

 

Lo ideal es que sus empleados quieran terminar su trabajo por el bien de la organización y, por consiguiente, para bien de ellos mismos también. No muchos entienden lo beneficios que una flexibilidad de horario puede traer a su empresa, por ello a continuación presentamos 4 razones para eliminar los horarios rígidos en las empresas:

Razón 1. Reduce la productividad

Si los empleados están atados a sus horarios, ellos empezaran a medir sus logros en función del número de horas trabajadas y no en cuestión de las metas que se deben alcanzar. El hecho de que un trabajador este presente, no significa que está produciendo.

Razón 2. Desmotiva

Una manera mucho más eficaz para motivar a sus empleados es establecer metas desafiantes. Hacerlos pasar ocho horas sentados delante de un ordenador no es la mejor opción. Dar autonomía y buenas condiciones de trabajo funciona mejor que tener horarios estrictos.

Razón 3. Los distrae

Los proyectos y metas no se hicieron para combinarse con una jornada de trabajo tradicional. Si un empleado no es capaz de completar las tareas del día en menos tiempo, no hay ninguna razón para que permanezca en el cargo. Tal vez usted no está de acuerdo con eso, pero véalo de esta manera: un horario establecido también hace que el empleado simplemente desaparezca del centro de trabajo sólo porque su horario ya terminó.

Razón 4. Desalienta el trabajo en equipo

El trabajo en equipo es una gran manera de alcanzar las metas desafiantes. Sin embargo, si los empleados están más preocupados por sus propios horarios que por la realización de tareas determinadas, producirán menos. Dele una oportunidad a su grupo, y deje que ellos decidan cómo quieren trabajar: todos juntos al mismo tiempo u en horarios alternos. Esto puede ser útil.

Leave a Reply