¿Trabajar desde la casa? ¿Cómo decidirse a ello?

 

Con la llegada de la tecnología de la información e Internet, durante años, los esquemas han sido una tendencia constante para el trabajo desde la casa, y parece estar mejorando cada día.

Así pues, aquí está, tratando de sortear los embotellamientos del tráfico, corriendo el riesgo de llegar nuevamente tarde al trabajo. No ha comenzado a trabajar y ya es hora de regresar a casa y…, de nuevo, a enfrentarse con el tráfico.

¿Parece una rutina bastante aburrida? Piense otra vez.

No es de extrañar el porqué, cada vez más personas se ven tentadas a tratar trabajar desde su casa. No sólo se ahorra más dinero evitando los desplazamientos y se deja de gastar energía como consecuencia de la tensión que provoca la conducción, sino que, al no estar cansado se trabaja mejor.

Por tanto, si usted ha estado pensando en si va a trabajar desde su casa o no, entonces es mejor que compruebe primero algunos de los pros y los contras, que lo ayuden a decidirse:

Pros
1. Conveniencia

Esto, puede que sea lo más importante a la hora de decidir. Usted no tiene que levantarse temprano todos los días sólo para vencer el autobús o conseguir desplazarse a través de un tráfico pesado.

2. Alienta a la seguridad.

Se ha informado que la mayoría de los accidentes involucran a personas que tienen prisa para llegar al trabajo. Hay miles de incidentes en los que la gente se lastima o lastiman severamente a otros, simplemente para no llegar tarde al trabajo.

Mientras que si usted trabajar desde su casa, lo más probable es que no vaya a experimentar estos incidentes peligrosos que acechan a su alrededor. Usted no tiene que tener prisa para evitar el tráfico. Usted no tiene que presionar el acelerador sólo para llegar con anticipación a la hora de entrada a la reunión. Todo lo que tiene que hacer es sentarse, relajarse y contemplar cómo va a empezar a trabajar hoy en la comodidad de su hogar.

3. Le da más tiempo para su familia.

En muchos casos, las personas que trabajan en la oficina disponen de poco tiempo para dedicarle a su familia. Esto se debe a que pasan casi la mitad de su tiempo en viajes de ida y vuelta al trabajo.

Considerando que, si trabajan desde la casa, la mitad del tiempo empleado en los desplazamientos se dedicará más a la familia, manteniendo el lazo familiar lleno de vida y amor.

Contras

1. No es un trabajo de ocho a cinco.

Esto significa que, dado a que usted trabaja desde su casa, el horario no está estrictamente fijado.

Por otra parte, muchas veces, su cliente piensa que usted se encuentra disponible las 24 horas del día, porque es extremadamente fácil ponerse en contacto con usted. Todo lo que tienen que hacer es llamar o ponerlo en línea. Lo que es peor, que ni siquiera lo va a pensar dos veces antes de llamarle a media noche sólo porque hay un trabajo que se debe ejecutar a toda prisa. No se olvide que Internet es global. El cliente puede que se encuentre en Europa y la casa de usted esté en California. Son muchas horas de diferencia, imposibles de tener en cuenta.

2. No hay una definición clara.

Esto se debe, a que su casa es su oficina y su oficina es su casa. De manera, que es muy difícil determinar cuando está trabajando y cuando no.

A veces, desde la casa se llega a trabajar mucho más tiempo, porque no hay plazos que cumplir.

3. En el hogar es aún más difícil establecer la disciplina.

Esto es porque usted puede ver claramente que su oficina está justo al lado de su cama, su equipo cerca de su mesa de noche, y el teléfono sólo a unos pocos centímetros de distancia.
Si la gente encuentra tan difícil despertar por la mañana para ir a trabajar, es doblemente difícil cuando se trabaja desde su casa. La gente que trabaja desde su casa siempre tienden a pensar que pueden hacerlo un poco más tarde, ya que no tendrán ningún jefe echándole un vistazo si usted llega tarde.

Por tanto, si verdaderamente quiere decidir si va a trabajar desde su casa, todo depende de usted. Al final todo se decide en eso: la casa o la oficina. Siempre y cuando la compensación sea superior a los inconvenientes, no existirá problema alguno.