Ventas a comisión

Muchas son las ofertas actuales para poder trabajar para otras personas a través de internet desde casa, sin necesidad de intermediarios ni de moverte de tu casa. Estas ofertas salen publicadas en muchas páginas de empleo, o incluso hoy en día ya hay páginas dedicadas plenamente al empleo desde casa. Entre todas las modalidades de teletrabajo existentes una de ellas es realizar ventas sin salir de casa y cobrar por comisiones de las ventas. Podrás realizar el trabajo por teléfono, o incluso hacer una página web especializada para vender los productos que te proponga la empresa para la que trabajas.

En muchas de ellas no es necesario que estés todo el día pegado al teléfono llamando a la gente, con vender es necesario, tú eliges la manera. Todo lo que cobres dependerá de tus ventas. Si eres una persona con don de gentes, sociable y que se le da bien eso de vender sin necesidad de estar delante de la persona y tienes gran nivel de convicción, este podría llegar a ser un gran trabajo para ti.

Es importante que tengas paciencia, pues como en la mayoría de trabajos desde casa es probable que no comiences viendo grandes resultados inmediatos, pero esfuérzate y lo acabarás consiguiendo. Este trabajo es bueno para personas que tienen otro empleo y tiempo libre, o que están en casa sin trabajo pero quieren aprovechar todo el tiempo en emplearlo para hacer otro tipo de actividades que le puedan resultar algo rentables.

Las empresas que suelen contratar a personas para que vendan con comisión suelen ser de cosméticos o productos de belleza, complementos para hombres y mujeres, calzado o bebidas, la verdad es que pueden ser artículos dispares. Hay que ser muy hábil para poder convencer a alguien de que quiere y necesita un producto en concreto, pero con el paso de las semanas se puede ir mejorando en ese aspecto.

Las comisiones que dan este tipo de empresas pueden ser fijas o variables. Dependiendo de la cantidad de productos vendidos y los clientes conseguidos, e incluso en algunas empresas se consigue un sueldo más o menos fijo independientemente del número de ventas, para los meses más flojos.

Antes de comenzar a trabajar en este campo es importante asegurarse de la fiabilidad de la empresa, de los productos y de considerar si se está capacitado para aguantar la presión de no conseguir unos objetivos específicos.